1. Baños de Agua Santa
  2. Cultura
  3. Arte
  4. Literatura

Cascada Cabellera de la Virgen composición

Cascada de la Virgen, una composición realizada por Rodrigo Herrera Cañar


A 4497,6 km de tu ubicación

Cascada de la Virgen Comosición

EI susurro constante de música de vientos aún suena en mis oídos, y me lleva a acariciar recuerdos. Me hace falta en las noches escuchar la suave sinfonía del agua al deslizarse sobre la roca mientras concilio ml sueño. Aguzo mis sentidos para tomar del aire aquella melodía que cual canción de cuna sesea en la distancia y siento que llega tenuemente a través de las horas para pasarse en mis slenes y viajar por los tiempos hacia estaciones que se quedaron gravitando en el tiempo.

Allí, rasgando la montaña con graciosos encantos, brota desde lo verde vegetal de la altura, una aurora de agua que mana de los cielos y se convierte en rizos de brillantes efectos, para tomar sencilla la soledad traslúcida y en tímida sonata crear trenzas divinas.

Las aguas cristalinas bajan plácidamente de la montaña, apenas dan un pequeño salto y luego van besando la roca en diálogos de notas exquisitas que se expanden tenuamente, cobijando el ambiente de impalpable cadencia que llena nuestro espíritu de una paz penetrante, de vibrante energía que contagia en silencios nuestro mundo extenuado y llena de colores de arco iris flotantes y de fugaz frescura de hebras sucesivas.

En sempiternas noches se contagia de luna haciendo más excelsa su belleza y en armonía sublime con el cielo, magnifican de hermosura el paisaje silvestre, emanando secretos que guardan los efluvios al flotar sigilosos en ondulantes cienos.

Son hilos de agua pura argentados de brisa, que juegan con el montañés viento en armónico encuentro, que saltan frágilmente en vuelos impalpables y en piruetas galantes desafían alturas, posándose silentes al pie de los peñascos donde duermen callados los luceros envueltos en seductoras nubes.

Fina, divina, tenue, brillante ante los rayos del sol en holocausto, mensajera de delicados signos que llegan en volátil llovizna a bañar con tímida frescura la tibieza del aire   que vaga en el espacio.

Cabellera plateada de delicado arpegio, guardas en tu figura la historia de tu pueblo y la leyenda santa que bendijo tus fuentes, bañando de dulzura a la madre del cielo en noches con fulgores de angelicales luces.

Autor: Rodrigo Herrera Cañar



Documentos Adjuntos:

    ¿A dónde ir?

    ¿Qué aprender?

    ¿Dónde comer?

    ¿Qué hacer?

    Planifica tu viaje

    ¿Dónde dormir?